En nuestro país los últimos gobiernos, por medio del Ministerio de Producción, han mostrado interés por fortalecer el “ecosistema” de start-ups y emprendimientos vinculados a la tecnología. 

El actual ministro de esta cartera, Bruno Giuffra, anunció que en su gestión impulsará la innovación y tecnología. Además, en su discurso para obtener el voto de confianza, el presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, aseguró que fortalecerán este tipo de iniciativas:

“Fortaleceremos el Programa Innóvate y Start Up Perú, con particular atención a emprendimientos de alto impacto basados en tecnología, emprendimiento de alcance social y emprendimientos con orientación exportadora.”

PRODUCE entrega hasta 50mil soles a los proyectos nuevos y hasta 137mil a los que tienen un periodo de uno a cinco años de actividad por medio de fondos concursables. Uno de estos es Start Up Perú, matería de este artículo.

El Programa

Start Up Perú es un fondo concursable, convocado periódicamente por PRODUCE.  Actualmente hay dos categorías: “Emprendedores Innovadores” y “Emprendimientos Dinámicos y de Alto Impacto”. Es un certamen de inscripción abierta, e involucran un proceso en el que los equipos inscritos deben de formular y presentar un proyecto de innovación ante un jurado en lo que se conoce como “pitch”, por la posibilidad de obtener una considerable suma de dinero para acelerar el emprendimiento. El jurado puede, a su vez, realizar preguntas que tienen que ser respondidas por el equipo.

Hay dos formas de ingresar al concurso. La primera es via registro abierto en Start Up Perú y la segunda es postulando mediante incubadoras de la primera generación: Wayra (Telefónica), 1551 (UNMSM), CIDE (PUCP), UTEC Ventures (UTEC), NESsT (sin fines de lucro), BioIncuba (UCH), así como mediante la Universidad Católica San Pablo de Arequipa.

En la convocatoria abierta, los participantes deben de enviar un video donde detallen en qué consiste su proyecto. Este pasa a ser revisado por un jurado externo que evalúa y verifica que se cumpla una serie de normas pre establecidas. Las incubadoras realizan el mismo proceso junto con un “Demo Day”, donde los participantes deben de realizar una simulación de pitch. Los mejores proyectos pasan a sustentar directamente ante el jurado final.

Rumbo Económico conversó con Renzo Reyes, director de Start Up Perú, quién nos comentó detalles sobre el proyecto y la escena en general.


Rumbo Económico: ¿Desde el ejecutivo, cómo se percibe el ecosistema startup peruano?

Renzo Reyes: El ecosistema está en evolución, y nos hemos convertido en un termómetro para evaluar los cambios en este proceso. Cuando comenzamos el 2013 la gran mayoría de las aplicaciones venían de Lima, pero ahora tenemos proyectos que vienen de más de 20 regiones, y no sólo aquellas basadas en TIC´s, que son las llamadas “puntas de lanza” de startups en el mundo, sino también muchas otras tecnologías aplicadas a nuestra realidad, como el agro, salud, energías renovables, que tienen potencial de convertirse en start ups. Y a la par que evolucionan las start ups también van evolucionando los programas e instituciones que las promueven, como las incubadoras y las universidades con interés por la innovación, lo que mejora a su vez la calidad de los productos.

Además, están aterrizando en el país concursos internacionales, comenzando por Startup Chile (que desea llevar proyectos locales al país vecino), lo cual es un indicador de nuestro crecimiento.

RE: ¿En qué regiones han despuntado más las aplicaciones?

RR: Aparte de Lima, en el norte hay beneficiarias de Ancash a Tumbes y de allí al sur, en Arequipa, que es el tercer bloque más importante. La zona más débil sigue siendo por ahora la selva y parte de la sierra. Creo que se debe a un proceso evolutivo propio de los departamentos, y por facilidades de la comunicación ya que en esas regiones el acceso a internet y su calidad es aún bajo. En la selva, además, muchos lugares están enfocados o determinados a negocios tradicionales. Hay una evolución regional propia de las características socioeconómicas de cada región. y que se traduce también en el número de postulaciones. Lo que debo resaltar es que van llegando aplicaciones de regiones como Apurímac y Cajamarca, que son sectores donde no se escucha mucho de innovación vinculadas a start ups.

Lo que queremos hacer a futuro es promover micro-ecosistemas regionales: que hayan universidades, incubadoras, que existan instituciones que organicen foros de innovación sin necesidad que vaya el ministerio; y que los beneficiarios a nivel nacional se vuelvan ejemplos para sus propias regiones. Apuntamos que se hable de innovación de manera transversal en todo el país, y eso involucra innovación en negocios típicos y también start ups que puedan salir a competir en el mercado internacional.

RE: ¿Qué otros programas se articulan con StartUp Perú?

RR: Además del concurso, tenemos otras convocatorias para fortalecer las instituciones de soporte que conforman el ecosistema. Tenemos un programa de fortalecimiento de incubadoras y programas afines, que abarca también aceleradoras y redes de inversionistas ángeles¨, y reciéntemente hemos lanzado un instrumento de capital emprendedor o capital de riesgo (los Venture Capital). También hemos iniciado un programa de capital semilla para emprendedores que recién están validando su tecnología así como un programa similar para empresas ya consolidadas.

Además, hemos creado el Start Up Perú Camp donde les brindamos herramientas a los participantes para reflexionar su modelo de negocio y su estrategia, los entrenamos en temas de pitch y brindamos información legal, todo con el objetivo de mejorar su presentación.


Para Renzo, por más que algunos participantes no terminen como beneficiarios, una parte importante del proceso es poder adquirir capacidades y ponerlas en práctica, lo que complementa su formación profesional, y los ayuda en futuros proyectos que emprendan.

StartUp Perú acaba de cerrar el primer concurso sectorial enfocado a temas de Biodiversidad, donde se buscó proyectos que promuevan el uso sostenible o la puesta en valor de un bien biodiverso, nativo o no nativo. Han recibido 71 propuestas, lo que excedió sus expectativas iniciales y, con este antecedente, apuntan a realizar pronto una segunda convocatoria, esta vez enfocada en salud, de modo que se pueda financiar proyectos de innovación en ese sector.

(Foto por Liszt Pérez)

Cargar más artículos similares
Load More By Javier Aguilar
Load More In Pymes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira tambien

Sobre la censura y otros espectáculos, por Gabriela Rodríguez Pajares

El espectáculo escenificado durante las últimas semanas en el gran teatro de la política n…