El ex presidente de Chile, Sebastián Piñera, estuvo recientemente en Lima. Es la segunda vez que lo hace como ex jefe de Estado chileno. Esta vez no mostró una espada desenvainada en términos verbales como si lo hizo en la oportunidad anterior, dos años atrás; pero en el fondo volvió a sostener lo insostenible: en una entrevista publicada en el diario El Comercio, dijo: “El fallo de La Haya (…) estableció con mucha claridad que el límite marítimo comienza en el Hito 1”. A mi juicio, esa respuesta debió ser replicada o ampliada con otra pregunta por la periodista pero lamentablemente eso no fue así.

Piñera mantiene a la fecha un error conceptual sustantivo o, como buen patriota, no ha escatimado la oportunidad para reiterar su errada posición, que de paso es compartida en diversos círculos chilenos, jamás desmentidos por la cancillería mapocha. Me preocupa que luego de la entrevista no hubiese reacciones de autoridades, políticos, otros académicos, etc., para aclarar al ex jefe de Estado chileno.

Es la primera vez que realizo una reflexión sobre el triángulo terrestre desde la sentencia de la Corte Internacional de Justicia, y lo hago con la intención de acabar la confusión respecto de la naturaleza misma del triángulo terrestre, que es un área continental, en vista de que la cuestión de fondo y sustantiva del fallo de la Corte, fue estricto sensu sobre una cuestión marítima.

Hay que precisar que el “triángulo terrestre” no existe ni técnica ni jurídicamente. En los documentos o textos oficiales de carácter bilateral peruano-chilenos no se halla ninguna mención literal o expresa a dicha denominación. El área que lo comprende mide 37,610 m2, equivalente a casi cuatro hectáreas y está totalmente comprendido dentro de la soberanía del Estado peruano. La regla asociada a la soberanía, que es una calidad intrínseca únicamente al Estado, ha sido siempre la dignidad nacional que como sabemos en su abrumador carácter extra patrimonial, siempre resultará relevante y sensible para la memoria colectiva de un pueblo y su devenir histórico; de allí que no resulte relevante si el área en cuestión es grande o pequeña .

Piñera no desaprovechó para decir que, sobre el triángulo, “tenemos posiciones distintas”.  Allí se está refiriendo al límite marítimo establecido por la Corte Internacional de Justicia y sobre el cual no puede haber ninguna duda para Chile de que dicho límite es el punto de intersección de la proyección del paralelo que pasa por el Hito N° 1 y la baja marea, en la orilla del mar.

Hay que hacer docencia aquí como en Chile para que quede claro que el Hito N° 1 se encuentra ubicado tierra adentro y que es un punto demarcatorio terrestre colocado en 1930 por la Comisión Mixta peruano-chilena conforme el mandato del Tratado de Lima de 1929, que nada tiene que ver con punto de delimitación marítima, emanado de la sentencia de la CIJ en el 2014.

La realidad nos advierte que debemos ser objetivos. La historia siempre lo es y en ese sentido los hechos que suceden alrededor de la relación vecinal nos muestra un conjunto de particularidades que no podemos desconocer. Hacerlo es una negación imperdonable con el proceso histórico que cada circunstancia va acopiando en la vinculación bilateral. El presidente hizo bien en en enfatizar en su momento que este asunto no sería una prioridad en la política exterior del Perú hacia Chile.

A Chile tiene que cuadrarle que el triángulo terrestre es totalmente peruano. Esa es la idea y nuestra diplomacia debe explicarle a la chilena la única verdad del tema, que no es lo mismo que explicar nuestra posición, pues el asunto del triángulo terrestre no debe verse por posiciones de las partes porque a eso se denomina controversia y aquí ya no hay una. No. Aquí lo que se debe hacer es docencia jurídico-política, pero siempre evitando que este asunto no impacte en la relación bilateral que es amplia y diversa.

Cargar más artículos similares
Load More By Miguel Ángel Rodríguez Mackay
Load More In Internacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira tambien

El vertiginoso avance de la trata de menores en el Perú

El 23 de agosto de cada año se celebra el Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Es…