Home Opinión La Responsabilidad social y medioambiental ya no es voluntaria, por Milagros Zamudio

La Responsabilidad social y medioambiental ya no es voluntaria, por Milagros Zamudio

8 min read
0
1
720

¿Qué se entiende por sostenibilidad y responsabilidad social? ¿Qué hay del cambio climático?

Lo más probable es que relaciones tu respuesta con el tema de reciclaje o con alguna noticia acerca de donaciones, por ejemplo de frazadas para nuestra sierra peruana, pero en realidad es un término que refiere a una temática mucho más compleja.

La primera vez que tuve la oportunidad de hacer algo relacionado con la llamada “responsabilidad social” fue hace más de 10 años en una institución en la cual participaba como voluntaria; y una de las tareas que hacíamos era el de llevar a cabo “cuenta cuentos” a niños de bajos recursos económicos. Realmente en esa época no era consciente del alto impacto que este tipo de acciones tiene, sin embargo, esto solo era un pequeñísimo ejemplo de lo que significa ser responsable y sostenible

La segunda vez que me encontré nuevamente con este tema que aparentemente está hoy poniéndose “de moda” en nuestro país. A inicios del año 2010, al ser nombrada Subgerente de Imagen Institucional y Responsabilidad Social de Electroperú; mi Gerente de Administración y Finanzas de ese entonces, Germán Velásquez Salazar, ex Presidente de Petroperú, me encargó como principal tarea “hacer el GRI”. ¿GRI?  No tenía la menor idea de lo que me estaba hablando. Pero en esta ocasión sí aprendería lo que era responsabilidad social, medioambiental y sostenibilidad, y esta vez en serio.

El Global Reporting Initiative, mejor conocido como el GRI, es el líder mundial en la promoción del proceso de elaboración de reportes de sostenibilidad.

Un reporte de sostenibilidad, conocido también como memoria de responsabilidad social, es un reporte publicado por una empresa u organización acerca de sus impactos económicos, sociales y medioambientales causados por sus actividades diarias. La guía GRI es un sistema que provee de indicadores (cuantitativos y cualitativos) y métodos claros para medir y reportar los impactos y el desempeño de una organización relacionados con temas de sostenibilidad. Asimismo, promueve la transparencia para construir confianza entre sus stakeholders (o grupos de interés).

¿Por qué usar el GRI y no otra herramienta? El GRI cuenta con alianzas estratégicas con las organizaciones que lideran las iniciativas relacionadas con temas sociales, medioambientales y de gobernanza en el mundo: el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, el ISO26000 (de Responsabilidad Social), el World Business Council for Sustainable Development, los Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre otras importantes.

La guía GRI es actualmente usada por más de 5,000 organizaciones en 90 países además de ser  utilizada como referencia en políticas públicas de 24 países. A la fecha existen más de 30 000 reportes publicados.

Si bien el GRI nace en los EEUU a finales de los años 90, su expansión se da mayormente en Europa y es recientemente en los últimos años que inicia su crecimiento en Latino América instalando su hub regional en Colombia a finales del año  2013.

Actualmente, nuestra región contribuye con 9,16% de los reportes realizados con el marco GRI a nivel mundial. En el contexto regional hispanoamericano, Perú ocupa el cuarto lugar después de Colombia, Argentina y México, con aproximadamente 60 reportes publicados en los últimos 2 años. Sin embargo se espera un crecimiento durante el próximo año 2017 debido a la la Resolución N°033-2015-SMV/01 emitida el pasado 15 de diciembre por la Superintendencia del Mercado de Valores de Lima la cual indica que las organizaciones con valores inscritos en el Registro Público del Mercado de Valores deberán reportar información acerca de sus actividades y gestión de riesgos inherentes al desarrollo económico, medioambiental, social y de buen gobierno corporativo.

No obstante esta resolución aplica a un pequeño grupo de empresas, 270 aproximadamente, no es de extrañar que en el corto plazo, este tipo de informes se conviertan en obligatorios, tal como viene sucediendo en Europa; a modo de ejemplo, en el año 2014 el Parlamento Europeo emitió la directiva de declaración de información no-financiera y de diversidad para empresas con más de 500 empleados.

Por otro lado, es importante señalar también que en el Perú contamos ya con informes obligatorios como la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo y los Estudios de Impacto Ambiental, por nombrar solo algunos de ellos.

No nos queda otra, sino empezar a ser transparentes y hacer sostenibilidad de verdad.

(Imágen: GRI)

Cargar más artículos similares
Load More By Milagros Zamudio
Load More In Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira tambien

¿Supply Chain Management o Esclavitud en el Siglo XXI?

¨Mi empresa se porta muy bien, yo no tengo la culpa que mis proveedores no lo hagan¨, fras…