Home OPINIÓN Innovación Tecnológica e Investigación y Desarrollo en la Industria Manufacturera Peruana

Innovación Tecnológica e Investigación y Desarrollo en la Industria Manufacturera Peruana

10 min read
0
0
21

Por: Alejandro Vílchez De los Ríos*

Datos del INEI nos revelan que en el Perú hay 7 millones 700 mil unidades productivas, que van desde una empresa formalmente constituida como, por ejemplo una entidad financiera, una empresas manufacturera dedicada una panadería, un taller de costura. También es una unidad productiva el señor que vende emoliente en la esquina, el canillita del quiosco de periódicos o el agricultor que tiene una parcela o una pequeña chacra, todos ellos están presentes en nuestras vidas y de una u otra manera necesitamos de su aporte. La suma de la producción de todas estas unidades productivas, formales y también informales,  es lo  que se conoce como el Producto Bruto Interno o  PBI.

Las unidades productivas se pueden agruparse  por tipo de actividad a la que se dedican  como agrícolas, pecuarias, pesqueras, mineras, o aquellas que se ubican en el comercio, la  construcción, el transporte, los servicios financieros y por supuesto actividades manufactureras.

Omagen: Senati

Cada una de estas actividades productivas tiene un aporte en la actividad económica del país, así por ejemplo, datos del INEI, nos revelan que en el año 2015, de cada 100 soles que se generaron  en la economía peruana, 13 soles fueron  forjados por las más de 630 mil unidades productivas que se agrupan en la industria   manufacturera.

El número de las unidades productivas no necesariamente va a generar un mayor o menor PBI, lo que va a generar una mayor producción es la productividad que estas tengan y eso se logra con innovación tecnológica, pero sobre todo con Investigación y Desarrollo.

Pero claro, la mayoría, el 94%, del total de las unidades productivas manufactureras   son micro empresas, es decir sus ventas anuales son inferiores a 600 mil soles. Solo el 6% son medianas o grandes empresas. En  este segmento empresarial, el INEI  realizó, el año 2015, “La Encuesta de innovación en la industria manufacturera”  que nos trae dos noticias interesantes, una buena y una mala.

La buena es que el nivel de innovación en el Perú es alto, el 65% de las pequeñas y medianas empresas manufactureras introdujeron algún tipo de innovación.

La mala es que muy poco de esta inversión en Innovación (menos del 5%)  se destina a Investigación y Desarrollo (I + D);  el  mayor gasto (81%) lo destina a la adquisición de maquinaria y equipo es decir a la compra de  bienes de capital y llaga a superar el 86% si consideramos la compara de computadoras o software.

Es decir muy pocos recursos se destinan para  Investigar o verificar por ejemplo si lo que se está ofreciendo a los clientes satisface sus reales necesidades, o a realizar investigaciones que le permitan a la empresa anticiparse y  conocer que es lo que  necesitarán sus  clientes en el futuro inmediato a fin de Desarrollar nuevos productos o estrategias. Es lo que también pasa en el amor, una persona enamorada que realmente  ama, está pendiente de lo que necesita o puede necesitar su pareja y como es que ella puede proveerle de esa necesidad.

Igual ocurre en la empresa, para mantenerse competitiva necesita verificar las necesidades de sus clientes, es decir investigar y desarrollar estrategias  para aumentar sus ventas,  aumentar sus ganancias, reducir costos, abrir nuevos mercados, atraer a mejores empleados, atraer financiamiento.

Sino echemos una  mirada para ver lo que ocurre en países del primer  mundo como,  Finlandia, Suecia, Holanda, Luxemburgo o Noruega, donde el porcentaje destinado a Investigación y desarrollo,  supera el 70% de total de los recursos destinados a Innovar, vale decir que en los países desarrollados la inversión en investigación y desarrollo supera el 70% del total de gastos en innovación; pero en el caso peruano, no llega al 5%.  A nivel de América Latina, es en  Brasil donde la mayor proporción de recursos destinados a la innovación van a  Investigación y Desarrollo, llegado al 20%, en el caso de peruano estamos, como se ha mencionado,  por debajo del 5%.

Otro dato interesante  que nos revela la Encuesta Nacional de Innovación en la Industria Manufacturera tiene que ver con aspectos que motivaron la puesta en práctica de actividades innovadoras.

Tres aspectos son los que impulsan a una emprendedora a innovar:

El primero es para  Aprovechar una idea generada al  interior de la empresa, cerca del 60% de los empresarios en manufactura que decidieron innovar dijeron que la razón que los impulsó fue el aprovechamiento de una idea generada al interior de la empresa;

Una segunda razón que se esgrimió para innovar es  la de haber detectado una demanda insatisfecha en el mercado, el 58% de los empresarios manufactureros  que decidieron innovar fue por haber detectado una demanda (total o parcial) insatisfecha, es decir encontraron nichos de mercado;

La tercera razón, que impulsó a un innovador fue una amenaza, detectaron o intuyeron que la competencia está avanzando y en el 54% de casos  de empresarios manufactureros que innovaron fue por haber detectado amenazas de la competencia

Es interesante notar que los  Incentivos gubernamentales y normas de propiedad intelectual fueron los menos  mencionados como aspectos motivadores de innovación.

Para que una empresa siga creciendo es importante invertir en innovación, y será más importante si esa inversión se hace en Investigación y Desarrollo, es decir el  negocio necesita verificar si el producto que  ofrece cumple con las necesidades del mercado y  también debe anticiparse a lo que el mercado necesitará en el futuro inmediato, con esa información sin duda se desplegaran y pondrán en práctica nuevas  ideas para  desarrollar nuevos productos, incrementar las ventas, abrir otros mercados, destacar la marca, encontrar nuevas alianzas comerciales y atraer financiamiento.

Ex Jefe del INEI, su vida profesional la ha dedicado al Servicio de esta entidad, llegando a ocupar, por concurso público, la Jefatura de esta importante entidad del Estado (junio de 2011 - junio de 2015); Economista, Magister en Gerencia en Estadística e Informática y Doctor en Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible; maestro universitario; autor de publicaciones como, Indicadores de Gestión Municipal, Indicadores de Desarrollo Sostenible, entre otras.

Cargar más artículos similares
Load More By Alejandro Vilchez De los Rios
Load More In OPINIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira tambien

Teletrabajo en escenario de Coronavirus

Por: Paola Veloso* “En pleno siglo XXI, impulsado principalmente por las nuevas generacion…