Home Negocios Negocios Agropecuario PBI, Unidades Productivas, Empleo e Informalidad

PBI, Unidades Productivas, Empleo e Informalidad

11 min read
0
0
631

En el Perú, las  actividades económicas que mayor número de unidades productivas informales  concentran son, la actividad agropecuaria y la actividad comercial, de cada 100 unidades productivas informales que existen en el país 35 se ubican  en la actividad agropecuaria y 25 en la actividad del  comercio, solo estas dos actividades económicas suman el 60% del total de unidades productivas informales.  El sector informal tiene un peso preponderante en la economía del país, de este sector, diariamente demandamos muchos  bienes y  también  servicios.  A su vez,  los puestos de trabajo que genera  constituye la principal fuente de ingreso de la mayoría de los  hogares pobres.

Conocer la magnitud de unidades productivas informales, su aporte a la producción nacional y el número de puestos de trabajo que generan,  no es una tarea sencilla. Hasta no hace mucho era un agujero negro en la estadística  nacional.  Sin embargo, el Perú es un país pionero en su medición, muchos factores contribuyeron a su mayor y mejor conocimiento: La disponibilidad de bases de datos como la del Censo de Población y Vivienda 2007, el Censo Económico 2008, la Encuesta Nacional de Hogares y la constante capacitación y entrenamiento de los técnicos del INEI permitieron medir su nivel y su evolución en el tiempo, identificar el lugar que ocupa, el rol que desempeña en el aparato productivo y su contribución al nivel de vida de los hogares. Esta valiosa información permitió levantar la cartografía de un mar desconocido, de modo que el capitán del barco tome decisiones informadas, basadas en evidencias  y no tenga que guiarse sólo de su intuición o percepción.

El INEI[1] define al sector informal, en términos operativos, como las unidades productivas que no están registradas en la Administración Tributaria (SUNAT) y las caracteriza como unidades que producen bienes y servicios en pequeña escala, con una organización rudimentaria; donde mayormente  no es posible  distinguir entre los gastos de la producción de la empresa y los gastos del propio hogar; indica también que  las relaciones de empleo se basan en el parentesco, las relaciones sociales y el  empleo ocasional  y no en acuerdos contractuales con garantías formales.

Se estima que al año 2015, en el Perú, hay más de  7 millones 700 mil unidades productivas. De este total, alrededor del 13%  son “formales”, mientras que el 87%  pertenecen al Sector Informal y  más de  2 millones de estas unidades productivas informales (no registradas en la SUNAT) se encuentran en la actividad  agropecuaria.

Estudios especiales[2], realizados a partir de los resultados del , revelan  que la mayor tasa de unidades productivas informales se concentra en el área rural (de cada 100 unidades productivas del área rural, 99 son informales) y en las regiones de la Sierra y Selva, así como en los departamentos de Huancavelica, Ayacucho y Cajamarca,  departamentos eminentemente agropecuarios.

Las  actividades económicas que mayor número de unidades productivas informales  concentran, además de las ya mencionadas (Agropecuaria y Comercio) son la actividad de Transporte y Comunicaciones,  la  industria Manufactura  y la de Restaurantes y Hoteles. Estas cinco actividades económicas concentran el 87% de unidades productivas informales.

Informales generan el 19% del PBI

Las unidades productivas informales, en las que se encuentran muchos productores agropecuarios independientes, vendedoras de los mercados, vendedores ambulantes, mototaxistas,  sastres, modistas, albañiles, emolienteros,  estibadores, pescadores artesanales, vendedores de periódico, lustrabotas, entre otros  aportan el 19% del PBI. Es decir, de cada 100 Soles que se producen en el país, S/. 19 son  generados por el Sector Informal  y S/. 81 por el Sector «Formal». Pero la cartografía de este mar de la informalidad, produce datos más finos y precisos y señala, por ejemplo,  que los productores informales del sector agropecuario generan el 90% de la producción de este sector. Es decir, de cada 100 soles que produce la actividad agropecuaria 90 lo generan los pequeños  productores agropecuarios (no inscritos en la SUNAT) y 10 lo producen los productores “formales”. Le sigue la actividad de Restaurantes y Hoteles, del total del valor agregado que crea este sector, el 47% es  aporte del Sector Informal y el 53% corresponde al denominado Sector «Formal», un poco más abajo se ubican  las actividades de Transportes y Comunicaciones y la actividad  Comercial, donde la informalidad supera al 30% del valor agregado generado por estas actividades económicas.  En el otro extremo se encuentra la actividad minera, de cada S/100 Soles forjados por la actividad de la  minería solamente S/2 soles los procura la actividad informal y S/98 soles los crea el sector “formal”

El 17% del Empleo Informal se genera en las Unidades Productivas Formales

En términos operacionales, el INEI[3],  considera que un asalariado tiene empleo informal, si no goza de seguridad social, por tanto no tiene derecho a  vacaciones, a una pensión de jubilación, es decir  su relación de trabajo no está sujeta a la legislación laboral nacional, no hay protección social (preaviso al despido, indemnización por despido, vacaciones anuales pagadas, licencias pagadas por enfermedad, pensión de jubilación, etc.)

Se estima que al año 2012, en el Perú se generaron más de 15 millones 500 mil puestos de trabajo, de este total el 74% son empleos informales (no gozan de seguridad social). Es decir que 74 de cada 100 empleos son informales,  pero llama la atención que 17 de ellos sean generados por el sector formal y 57 por el sector informal.

La cartografía de este mar de la informalidad no nos revela las características de este 17%  de empleo informal que se genera en las unidades productivas “formales”, también es necesario conocer  la nueva magnitud y características de las unidades productivas informales a nivel de  departamento, provincia y grandes  ciudades, por ello consideramos de suma importancia los trabajos de preparación de los Censos Nacionales de Población y Vivienda que viene realizando el INEI y han sido programados para el año 2017, esta actividad estadística, junto con otras de igual importancia,  nos dará una nueva y actualizada cartografía de aspectos o mares hasta hace poco desconocidos, uno de ellos, el sector informal y su evolución.

[1] INEI; Producción y Empleo Informal en el Perú,  Cuentas Satélite de la Economía Informal 2007- 2012

[2] Ibidem

[3] Ibidem.

Cargar más artículos similares
Load More By Alejandro Vílchez de los Ríos
Load More In Agropecuario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira tambien

El censo, el movimiento cívico más grande en época de paz

A decir de las Naciones Unidas, un censo de población y vivienda es el operativo civil de …