El Caso Moreno lleva, entre otras cosas, a reflexionar sobre la situación de los partidos y el llamado “gobierno de tecnócratas” en el Perú.

De Políticos a Tecnócratas

El siglo pasado le dio al Perú y al mundo los llamados «partidos de masas», agrupaciones políticas que en base a un caudillo carismático y un programa ideológico lograron transformar la escena política e incluir a sectores marginales a la discusión pública, volviéndolos actores principales del cambio. Sin embargo, los partidos que nos han gobernado en los últimos años son completamente diferentes, y se guían por reglas distintas.

Los últimos 16 años cuatro partidos nos han gobernado: Perú Posible, el APRA, el Partido Nacionalista y Peruanos por el Kambio. De estos, tres son de creación relativamente reciente, y han carecido de éxito una vez su candidato llegó al poder como “outsider”, lo cual se ve reflejado en la ausencia de representantes en el congreso. Estos partidos, junto con el APRA en una menor medida, pueden ser tomados como «gobiernos tecnocráticos»; esto es, un gobierno de especialistas en un respectivo rubro de la gestión pública en vez de políticos tradicionales que sean cuadros formados ideológicamente en un determinado partido.

Esto tiene algunas repercusiones importantes, en las que se han explayado los politólogos, muchas veces de forma peyorativa. Carlos Melendez en su última columna fulmina:

«Dicha tecnocracia se articula en torno a convicciones ideológicas fundadas en las reformas de ajuste y carece de proyecto político –lo que le permite fluir sin reparo de una administración a otra–. Estas características sostienen un sentido común predominantemente individualista y antiestatal, que legitima un sistema de reclutamiento de funcionarios públicos sujeto a relaciones informales.»

El Rol de los Partidos

A raíz de esta cita, me gustaría reparar en dos cosas puntuales, que me llevan a una reflexión final. Primero, que la tecnocracia no es mala en sí misma y que es necesaria: es innegable que el manejo del estado se ha tecnificado tanto al punto que requiere personal altamente especializado y con experiencia práctica en la gestión pública.

En segundo lugar, que los partidos políticos tienden a carecer de este tipo de cuadros técnicos, y muchas veces son incapaces de formarlos, atraerlos y retenerlos en sus filas, sobre todo una vez que dejan de ser gobierno.

Esto se debe a una miríada de factores, pero el más influyente, sin duda, es el costo de oportunidad. El recurso más preciado de una persona siempre será su tiempo, y el ingresar a realizar vida partidaria tiende a llevar consigo una inversión considerable de tiempo, que a muchos les puede ser imposible de realizar.

Sin embargo, lo que resulta irónico es que los partidos tienden a dificultar incluso más el acceso de personas interesadas en realizar política de forma seria. Si bien reciben nuevos inscritos con los brazos abiertos, las cúpulas partidarias de los partidos históricos (APRA, PPC y Acción Popular) han sido reticentes a incorporar nuevos cuadros al proceso de toma de decisiones, y a dejar la cuota de poder que poseen dentro de sus instituciones. Al igual que los tecnócratas que denuncia Meléndez, las cúpulas partidarias han privilegiado estructuras informales, basadas en la amistad y el compañerismo en vez de promover una meritocracia transparente que oxigene a sus partidos. Así, sin incentivos para desarrollarse, y ante la posibilidad de terminar arrastrados a discusiones internas de generaciones pasadas, es natural que los potenciales cuadros se alejen o incluso migren a nuevas plataformas políticas que les puedan resultar más atractivas.

Y allí está el problema, puesto que los partidos son las instituciones que deben de agrupar y formar cuadros técnicos para ir más allá de lo que es la gestión pública y pensar el país como un todo. Eso fue lo que hicieron los grandes políticos del siglo XX, y que inspiró a millones de peruanos a seguirlos. Sin embargo, los partidos hoy en día han dejado de lado ese rol y, por el bien del país, esperemos que puedan retomarlo pronto.

(Imagen: Americadigital.pe)

Cargar más artículos similares
Load More By Redacción Rumbo Económico
Load More In Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira tambien

MTC: Tren de cercanías se lanzará en el segundo semestre de 2018

El proyecto del Tren de Cercanías sería llevado a cabo bajo la modalidad de iniciativa pri…