Home Opinión En defensa de Saavedra, por Víctor Belaunde

En defensa de Saavedra, por Víctor Belaunde

8 min read
0
0
952

El día de hoy el congreso aprobó la moción para interpelar al Ministro de Educación, Jaime Saavedra, lo cual sería un paso más en el objetivo de sectores de la oposición de intentar censurar al ministro.

Si bien la interpelación a un ministro para exigir respuestas es algo completamente válido en democracia, no podemos simplemente ignorar todo el contexto en que se dio la votación; y es pertinente recordar primero que nos encontramos en un contexto en el que existe un cargamontón evidente contra el ministro, y segundo que el propio Saavedra por iniciativa propia envió una carta a Luz Salgado para presentarse ante el congreso y responder todo tipo de preguntas (y se denegó este pedido); por lo que no había una necesidad de interpelar al ministro, y esta última votación responde, como mencionó Rosa María Palacios, a un intento de crear una “narrativa” de Saavedra como “malo”.

En esta pequeña tribuna, quisiera centrarme en explicar por qué este cargamontón es injusto y por qué no ataca ningún tema de fondo con respecto a las reformas iniciadas por Saavedra.

Saavedra ha enfrentado ataques de todas las aristas posibles. Y digo ataques por que realmente son eso: insultos basados en mentira. Se ha dicho de Saavedra que sería parte de una alianza entre PPK y el gobierno de Ollanta Humala para evitar que se investigue a la ex pareja presidencial, lo cual no tiene base (y es a fin de cuentas el congreso y no el ejecutivo el que tiene esa potestad); se ha dicho que está intentando promover la “ideología de género”, cuando ese término es un invento y lo que el currículo ha tratado de promover es la igualdad de género que este país tanto necesita; y se lo ha acusado de corrupto cuando la funcionaria que realizó la malversación de fondos fue promovida en un gobierno anterior y no hay forma de vincular estos malos manejos directamente al propio ministro.

Además de estos ataques, me interesa contestar otro: la idea que Saavedra no ha mostrado resultados en los tres años que ha estado en el cargo. La columna de Mariella Balbi del pasado martes y varios comentarios en redes sociales han ido por esta línea, centrándose en que aún tenemos un resultado penoso en la prueba PISA y que la reforma universitaria, en sus palabras, ha sido “mucho ruido, pocas nueces”.

Primero, esta línea argumentativa peca de cortoplacista. En ninguna parte del mundo una reforma educativa exitosa ha producido resultados inmediatos; y es bastante irónico que se demande resultados de una reforma universitaria que ha sido petardeada y truncada por quienes se oponen en todo momento. Solo como ejemplo: recién a inicios de este año Pedro Cotillo dejó el cargo de rector en San Marcos, lo que por fin dio inicio a la implementación de la ley en la decana de américa. Al igual que San Marcos, muchas universidades se mantuvieron rebeldes por mucho tiempo, y varias continúan protestando y demorando su adecuación a la los estándares de la ley. Esto, debido a la autonomía universitaria, no es responsabilidad de Saavedra.

Hugo Ñopo recapitula en una columna el pasado domingo:

“La gestión del ministro Saavedra viene logrando resultados encomiables a partir de esfuerzos titánicos. El salario de los docentes aumentó más de 50% y estos aumentos fueron asignados sobre la base de méritos en evaluaciones que brillaron por su pulcritud y justicia. Los modelos de gestión escolar están mejorando con nuevas plazas para directores y una buena inversión en capacitación. La ejecución presupuestal ha alcanzado niveles a los que nunca se había llegado antes. La infraestructura educativa está mejorando con modelos innovadores de inversión, pública y privada.”

Ayer en el CADE el propio Jaime Saavedra presentó sus logros objetivos:

minedu

Entonces, como se puede apreciar, la crítica cortoplacista también es inexacta, y personalmente creo que proviene del estar malacostumbrados a demandar “obra” visible y muchas veces se ignora las reformas que hay detrás y que son la base para que las cosas caminen bien en el largo plazo.

La gestión de Saavedra no está exenta de críticas. En este portal hemos entrevistado a León Trahtemberg, quien posee críticas fundamentadas a la labor que viene realizando el ministerio. Sin embargo, estas críticas válidas no son las esgrimidas por la oposición, lo cual refuerza la teoría de la existencia de intereses subalternos de por medio.

Foto: América Digital

Cargar más artículos similares
Load More By Víctor Belaunde
Load More In Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira tambien

Larcomar: Negligencia y Desregulación, por Víctor Belaunde

Ayer miércoles se produjo un incendio en una sala de cine en el UVK Larcomar dejó 4 muerto…