Home Economía y Política Actualidad APEC: Lo mejor de nuestra política exterior económica en el año que se va

APEC: Lo mejor de nuestra política exterior económica en el año que se va

25 min read
0
0
495

Rumbo Económico (RE) entrevistó al jurista Miguel Ángel Rodríguez Mackay (MARM), reconocido internacionalista y Presidente del Instituto Peruano de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales.

RE: ¿Cuáles son sus primeras impresiones de lo que nos dejó la APEC a los peruanos?

MARM: Para que vea usted la importancia que el Perú le otorgó a esta trascendental reunión internacional, los días jueves 17, viernes 18 y sábado 19 de noviembre fueron declarados no laborables en Lima y el Callao, para facilitar precisamente el desarrollo del XXIV Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico – APEC. No se crea que todo se circunscribió a esos tres días. No. En realidad las intensas sesiones de trabajo arrancaron el lunes 14 de noviembre y fueron hasta el domingo 20 de  ese mes. Los días previos, de eminente carácter técnico, de los que, además, poco se habla, fueron sumamente importantes en la medida que se abordaron aspectos centrales del Foro y que tienen una relación directa con la naturaleza del exitoso mecanismo planetario que agrupa a las 21 economías más importantes de lo que conocemos en el planeta como Cuenca del Pacífico.  Lo que le quiero decir es que las delegaciones participantes no se detuvieron en los novedosos planteamientos que suelen presentarse en este tipo de reuniones, todas ellas mirando el futuro de las políticas de comercio internacional, el crecimiento y la mejora de las condiciones de vida de tres mil millones de personas que es el número de población que comprende a las referidas economías.

RE: ¿Qué hizo de APEC, entonces, que fuera especial para los peruanos?

MARM: En primer lugar, quiero decirle que no existe ningún mecanismo en el mundo que tenga el éxito de la APEC, donde sus líderes reflexionaron en torno del fortalecimiento de las relaciones con el Asia y debatieron sobre la situación económica en el mundo. Allí estuvo el Perú y nos tocó, como en 2008, organizar este evento en calidad de anfitriones habiendo elegido nuestro país como tema general: “Crecimiento de calidad y desarrollo humano”.

RE: ¿Cuál fue la apuesta peruana?

MARM:  Fue eminentemente social donde el crecimiento equitativo es la regla del desarrollo internacional. No se trató, en consecuencia, de un encuentro de líderes pensando en los frutos del desarrollo económico a secas como se le tildaba antes a la APEC. Aquí, en Lima, lo pusimos en la mesa y por eso fue relevante la cuota del crecimiento inclusivo, que guarda relación con la denominada revolución social emprendida por el nuevo gobierno del Perú. Debemos tener presente que ser miembros de la APEC es un privilegio que debemos saber cuidar con máxime de empeño. Nos costó y mucho entrar en 1998 tan selecto club de los países con agenda propia en el mundo. Vitrina para el Perú, desde luego, nuestra proyección internacional por este encuentro llevado como mucho profesionalismo, y en que tuvimos la oportunidad de mostrarnos al mundo como un país atractivo y con enormes potencialidades.

RE: ¿Realmente los peruanos somos creativos como se dice?

MARM:  Para no dudarlo. Vea, la creatividad de los peruanos y su innato sentido innovador no tiene límites. La noticia soltada precisamente en los días de la APEC de que nuestra compatriota Mariana Costa Checa, de probada vocación por salir del confort, había participado en un panel sobre innovación en el día del Global Entrepreneurship Summit, un evento organizado por el gobierno estadounidense, que reunió a más de 5000 emprendedores de todas partes del mundo, inversionistas y representantes de ese gobierno en el  Stanford University en Silicon Valley, permitió a Mariana el enorme privilegio de dialogar con el presidente Barack Obama y Mark Zuckerberg, fundador de Facebook.

Este marco de reflexiones acerca del impacto del uso de esta red social para una sociedad globalizada por donde se la mire, me traía a la mente cómo también otros peruanos –la familia ayacuchana Añaños-, con derroche de creatividad y emprendimiento y con enorme mérito de hacerlo en una época tan compleja en nuestra vida nacional como los cruentos años 80, la denominada década perdida, se alzaba sin fronteras para conquistar el mercado de las bebidas, primero nacional y luego internacional, convertida ahora en una multinacional con presencia en 23 países del hemisferio, África y con un ensanchamiento ascendente en la región del Asia Pacífico. Somos creativos a toda prueba. Nuestra mirada renovada hacia la Cuenca del Pacífico, donde se concentra el 55% de la economía del planeta, ha significado el compromiso del Estado para que la creatividad de más peruanos conquiste los mercados asiáticos como lo hacen los Añaños y con el ímpetu innovador contagiado por Mariana. Somos un país con enorme potencial por su gente que puede alcanzar el desarrollo con disciplina y perseverancia.

RE: ¿Qué características tuvo esta edición de la APEC?

MARM:  Como ninguna otra reunión de la APEC -antes que la de Lima hubo 23 desde 1989-, la realizada en noviembre emitió una declaración con clarísimos mensajes para el presidente electo de los EE.UU., Donald Trump. No es lo usual pero así debemos entenderlo y eso quedó evidenciado en primer lugar, en un rechazo total al proteccionismo económico, es decir, una negación de las 21 economías del Foro a las medidas unilaterales que tiendan a poner barreras u obstáculos al libre mercado, principalmente al de importaciones, lo que suele hacerse mediante el aumento de los aranceles o impuestos a todos los productos que ingresan en un Estado procedente del exterior.

RE: ¿Fue un mensaje muy directo para Donald Trump?

MARM:  Nadie puede dudarlo. Esta idea ha sido la más importante dado que Trump, cuando candidato, llenó de hermetismo al insistir en su afán de imponer tremendo descalabro de decisiones para la dirección en que más bien va la economía internacional contemporánea y porque, serían medidas contrarias a la razón de ser de la APEC, que están fundadas en la apertura comercial y en la liberalización de las fronteras económicas, que son sus exitosas bases conceptuales.

RE: ¿La APEC quiso satanizar al proteccionismo?

MARM:  La APEC ha sido realista y responsable. No perdamos de vista que el proteccionismo resulta incompatible con el fenómeno de la globalización que sigue imperando con éxito en el sistema internacional. Avalarlo sería un despropósito inaceptable en el mundo de hoy.

RE: ¿Qué otro mensaje dejó la APEC?

MARM:  La defensa irrestricta de la lucha contra el cambio climático. La APEC ha dado un espaldarazo a la COP 21 que aprobó en París, en el 2015, el primer tratado de carácter vinculante u obligatorio sobre cambio climático y el más comprehensivo a que hayan arribado los 195 Estados del planeta. Para nadie es un secreto que el magnate ha minimizado el asunto del cambio climático llegando incluso a burlarse de este tipo de reuniones verdes a las que consideró una pérdida de tiempo; junto a ello, las economías de la APEC están allanando el camino para darle viabilidad en su momento a un acuerdo de libre comercio entre todos sus miembros que siendo una aspiración de sus economías, está pegada a la idea, aunque sea cuestión distinta, de confirmar el Acuerdo Estratégico TransPacífico de Asociación Económica (TPP).  Recordemos que Trump no se ha detenido en anunciar que acabaría con los TLC que tiene firmado EE.UU. -incluido el TPP-, que habrían entorpecido su desarrollo, como el NAFTA que incluye a Canadá y México.

RE: ¿Usted cree que realmente lo hará el futuro presidente de EE.UU.?

MARM:  Aun con todo lo anterior, sigo creyendo que la actitud de Trump como presidente electo de su país, será distinta a la que transmitió como candidato y por eso debemos esperar ver qué dice el próximo 20 de enero cuando pronuncie su esperado discurso del Estado de La Unión que en rigor el mensaje a la Nación americana al iniciar la nueva administración.

RE: ¿Para entender este tipo de reuniones por qué no nos explica que fue realmente la APEC?

MARM:  Le agradezco la pregunta. APEC es un mecanismo que mantiene características muy particulares desde su creación en 1989. En primer lugar, no es una reunión de jefes de Estado ni de Gobierno y no tiene carácter gubernamental o intergubernamental. Nada de eso. Se trata de reunión de líderes de economías –son 21 y el Perú es una de ellas desde 1998- y nunca de Estados o de países –a cuyos encuentros, en cambio, suele denominarse como reuniones cumbres-, que es cuestión distinta, pero no por ello menos relevante; en segundo lugar, es verdad que los líderes de la APEC en su mayoría son jefes de Estado o de Gobierno pero su presencia en Lima con motivo del Foro no fue en esa condición, hallándose todos en una relación horizontal, sin jerarquías, privilegios o preeminencias, donde incluso participaron dos líderes de un mismo Estado. Es el caso de Leung Chun-ying, Jefe Ejecutivo de Hong Kong, que no es un Estado sino una región administrativa especial de la República Popular China, que sí lo es. Pues, bien, el líder de Hong Kong compartió la misma posición en la reunión de la APEC que el presidente de China, Xi Jinping.

RE: ¿Por qué se dice, entonces, que son reuniones informales?

MARM:  Porque la llegada de los líderes a nuestra capital no constituye visita de Estado o visita oficial. Distinto es que, aprovechando la realización del Foro en Lima, algunos de los líderes concertaron antes o después de la APEC, visitas de Estado al Perú, como lo hizo, oficialmente, el presidente chino recién el lunes 21 de noviembre. En ese marco de informalidad las cosas funcionan y muy bien pues las decisiones de la APEC, que emergen por consenso y en la forma de declaraciones, no constituyen tratados. Al no serlos no tienen carácter vinculante u obligatorio por lo que dichos compromisos no están regulados por la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados de 1969. Tengamos presente que la APEC es un mecanismo muy eficaz y para ello cuenta con una Secretaría General, con sede permanente en Singapur, que coordina todo su funcionamiento.

RE: ¿El presidente de China hizo una visita de Estado al Perú al final de la APEC? ¿Qué nos dejó su presencia entre los peruanos?

MARM:  Tengamos presente que la visita de Estado al Perú de Xi Jinping estuvo fundada en la reciprocidad, pues fue una correspondencia muy importante a otra, también oficial, que realizó a ese país en el mes de setiembre el presidente Pedro Pablo Kuczynski. China no oculta su interés por América Latina, y en modo particular, por el Perú, donde el flujo de sus inversiones llega a la impresionante cifra de 14 mil millones de dólares. China también es relevante para el Perú y ello quedó al descubierto con la prioridad que le otorgó nuestro presidente a su primer viaje al exterior como jefe de Estado.

RE: ¿Qué vino a buscar China del Perú?

MARM:  Seamos claros. China, una de las economías más industrializadas del planeta, necesita nuestros minerales, por ello harán cualquier cosa para mantener el más alto nivel de la relación bilateral. Para el Perú serán prioritarias en este quinquenio, mirando el bicentenario, sus inversiones y su tecnología. Muchos estudiantes y profesionales de las diversas regiones del país, son becados por el gobierno de Pekín para realizar estudios de capacitación y/o de especialización en diversas áreas. Desde luego que los becarios no solamente aprenden el idioma inglés, sino, además, el chino mandarín, otorgándole un valor agregado para los niveles de competencia que encontrarán en el mercado laboral.

RE: ¿Nos conviene China como aliado estratégico?

MARM:  Pensar en China como aliado estratégico para nuestro crecimiento y desarrollo, es lo más acertado. Sucede que China, el gigante asiático, con 1,300 millones de habitantes y considerada la segunda economía del planeta, en un tiempo a discreción, podría convertirse en la nueva primera potencia económica del planeta. Ahora bien. Favorece a nuestra mayor vinculación, la fuerte conexión histórica entre ambos países y que data de mediados del siglo XIX en que llegaron al Perú los primeros migrantes chinos para las actividades agrícolas en la costa peruana. Se trata de dos países con profundidad histórica, lo que los hace culturalmente ideales para que en sus coincidencias y en sus diferencias, encuentren una mejor ocasión para el fortalecimiento de la relación bilateral. Xi Jinping, entonces, sabe todo lo que el Perú tiene como potencial y por esa razón vino al Perú priorizando en este viaje la alianza de China con nuestro país.

RE:  En el balance final ¿qué puede concluir?

MARM:  Pertenecer al club de la APEC en pleno siglo XXI debemos entenderlo como un valor agregado que nuestra política exterior debe aprovechar al máximo para afirmar nuestros intereses. El Perú debe mirar al mundo ancho y de todos. Seamos conscientes que el crecimiento y hasta el desarrollo son cíclicos en los Estados. Una acción concertada con políticas de estado muy claras evitará el epitafio que peso sobre el país con el auge del guano y del salitre en el siglo XIX: la prosperidad falaz. Estemos siempre lejos de ese registro de la historia.

Cargar más artículos similares
Load More By Rumbo Económico
Load More In Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira tambien

Por cada gol de la selección, Hyundai premia a los hinchas peruanos

HYUNDAI, auspiciador oficial de la Selección Peruana de Fútbol, celebra los excelentes res…