Home Economía y Política Actualidad [ComexPeru] Huancavelica: al fondo de la tabla

[ComexPeru] Huancavelica: al fondo de la tabla

8 min read
0
0
25

Huancavelica es uno de los tres departamentos que más retrocedió este último año, al caer tres posiciones en el Índice de Competitividad Regional (Incore) 2017, elaborado por el Instituto Peruano de Economía (IPE), consiguiendo un puntaje de 3.4 en su desempeño global (sobre un puntaje máximo de 10), con lo que ocupó el puesto 22 de 24 departamentos. Un rezago en materia de competitividad que dificulta la salida de la pobreza y el subdesarrollo en el que se encuentra. Para citar un ejemplo, si bien fue un departamento clave en la generación de electricidad a nivel nacional, dado que acoge a la Central Hidroeléctrica del Mantaro, ocupa el puesto 18 en cobertura de electricidad, lo que revelaría una gran brecha en infraestructura.

Asimismo, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en 2015, su PBI per cápita ascendió a S/ 6,621 anuales, es decir, S/ 551.8 mensuales; y al 2016, el 44.7% de su población se encontraba en situación de pobreza y el 10.2%, en pobreza extrema. Ante esto, resulta necesario analizar cuáles fueron los determinantes de su baja competitividad para que se elaboren las políticas públicas correctas que promuevan su desarrollo.

PILAR LABORAL: MENOS EMPLEO, MÁS INFORMALIDAD

Huancavelica alcanzó la puntuación más baja en el ámbito laboral a nivel nacional (1.4) y buena parte de su pérdida de competitividad se debió a la caída en seis puestos de este pilar, lo que se explica, principalmente, por el retroceso en la creación de empleo formal (-0.8%) y el aumento del desempleo juvenil urbano (11.4% de la PEA juvenil desempleada). Asimismo, si bien es cierto que se ha avanzado en la educación de la fuerza laboral, aún se debe trabajar más en el capital humano, dado que solo el 16% de su PEA ocupada cuenta con al menos educación superior; mientras que el empleo informal alcanzó el 90.9%, con lo que Huancavelica ocupó la última posición. ¡Cifras alarmantes!

En relación con lo anterior, según el INEI, el 71% de la PEA estuvo empleada en el sector agropecuario; sin embargo, el valor agregado bruto (VAB) de este sector solo ascendió al 10.9% del total nacional. A esto se suma que solo el 24.4% de los trabajadores cuenta con un empleo adecuado, lo que evidencia la falta de tecnificación existente.

BAJA COMPETITIVIDAD EN MÚLTIPLES FRENTES

Además del ámbito laboral, Huancavelica está rezagada en otros pilares, como entorno económico (puesto 23), salud (23), educación (18) e infraestructura (18). A manera de ejemplo, dentro de este último pilar se evidencia una profunda limitación en el caso de los hogares con internet, en donde se avanzó un puesto, pero aún la cifra (4.1%) resulta muy baja.
En ese sentido, para que se pueda impulsar la competitividad y reducir las tasas de pobreza, si bien resulta clave que se trabaje urgentemente en la ampliación de la cobertura de desagüe (35.8%), de personal médico (5.3)1 y hospitalaria (0.8)2, es de vital importancia mejorar el capital humano, y eso se logrará superando su alta tasa de analfabetismo (12.6% frente al 5.9% promedio nacional) y aumentando la población con educación secundaria y superior (37.7% frente a 57.8%).

DE AHORA EN ADELANTE… ¿A DÓNDE APUNTAR?

Como se ha evidenciado, resulta imprescindible que las políticas públicas se orienten a potenciar la competitividad en este departamento. En ese sentido, es importante impulsar el sector más intensivo en mano de obra de la región: el agropecuario. Esto se dará en la medida que se tenga un shock de productividad, ya que debido a su carácter familiar y de subsistencia se mantiene rezagado.

Además de potenciar el capital humano, también es necesario mejorar la deficiente infraestructura con que se cuenta, sobre todo vial y de telecomunicaciones. Actualmente, el sector construcción emplea al 9.2% de la PEA ocupada en Huancavelica; sin embargo, ante una mayor inversión, se apuntaría a que esta cifra aumente. A su vez, de la mano de un fomento en las actividades minera y energética, que son las que generan mayor VAB (20.9% y 23.4%, respectivamente), se buscaría fomentar la creación de empleo formal y un mayor grado de tecnificación en dicha región.

En suma, existe un gran déficit de competitividad que deberá ser revertido mejorando la productividad, a través de la educación y la salud, y mejorando la infraestructura, lo que a su vez repercutirá en una adecuada provisión de servicios básicos, así como el fomento de empleo formal. Es vital que se promuevan las políticas necesarias para cubrir estas falencias y, de esta forma, se cree un entorno favorable para que se fomenten las inversiones. Solo así, por fin Huancavelica saldrá del fondo de la tabla y logrará despegar.

 

Cargar más artículos similares
Load More By Rumbo Economico
Load More In Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira tambien

ProInversión: Empresas mexicanas interesadas en infraestructura en Perú

Empresas mexicanas interesadas en invertir en infraestructura de Perú, asegura ProInversió…