Home OPINIÓN A futuro las decisiones del congreso actual perjudicarán al ciudadano.

A futuro las decisiones del congreso actual perjudicarán al ciudadano.

8 min read
0
0
31

En medio de la pandemia del covid-19 y la cuarentena, volver a la normalidad es hoy el mayor anhelo popular. Pero recuperarla no será fácil. La economía tardará mucho en recobrar el estado en que se encontraba al iniciarse este año. Muchas empresas y pequeños negocios habrán dejado de existir. A esto suma el desempeño de los congresistas; éste ha resultado mucho más peligroso que el despreciado y disuelto Congreso anterior. Este último era belicoso, ruidoso a propuestas de reforma política planteadas por el Ejecutivo. Para lograr que se aprueben, el gobierno hacía cuestión de confianza, lo que a la postre derivó en la disolución del Parlamento.

El actual Congreso de la República viene aprobando una serie de proyectos de ley basados en criterios populistas de corto plazo y no en un análisis técnico riguroso. Las medidas que han tomado y sus consecuencias en el mediano plazo serán desastrosas. Normas que dicen beneficiar a los ciudadanos, pero que en realidad solo responden a intereses políticos.

Los proyectos de ley, presentados en profusión inaudita, abarcan todos los posibles impulsos del congresista que, en medio de la pandemia, aprovecha para intentar favorecer a un grupo de su predilección en perjuicio de toda la sociedad. Otros destilan su pequeño odio a una institución o sector económico en particular. La mayoría se inclina por algún proyecto que, aunque efímero, concite el apoyo popular sin importar los daños colaterales de la propuesta. Y naturalmente hay quienes tratan de imponer sus fracasadas ideologías sin reparar en el atraso y sufrimiento que estas han ocasionado en nuestra historia reciente.

La Ley para el retiro de fondos de la ONP, que aprobaron en los últimos días, más allá de ser inconstitucional, violar la no iniciativa de gasto del Poder Legislativo y desconocer la intangibilidad de los fondos del Sistema Nacional de Pensiones, acarrearía efectos negativos para los afiliados que pretende proteger. Esta norma pone en riesgo la continuidad de la ONP y terminaría afectando al ciudadano.

Ya hoy en día el fondo de la ONP es insuficiente. El Estado debe cubrir más de S/ 1,200 millones anuales para cumplir las necesidades actuales, que son el pago de pensionistas y la provisión de servicios de salud, tanto para aportantes como para pensionistas. La norma pone así en peligro la continuidad de las pensiones y el acceso a la salud de casi 600,000 pensionistas.

El costo de la norma es de alrededor de S/ 15,000 millones. ¿De dónde saldrán estos recursos? Claramente, dado que hoy el fondo no alcanza para pagar las pensiones ni los servicios de salud, esto lo terminaremos pagando los ciudadanos. ¿Cómo? A través de deuda o más impuestos, es decir, saldrá del bolsillo de todos nosotros, ya que quien genera recursos es el ciudadano, es la empresa, no el Estado.

Por último, si vemos la composición de los 4.7 millones de afiliados, la mayoría de los jóvenes y más de un millón de aportantes tiene menos de 30 años. Además, un total de 1.3 millones de afiliados sigue registrando ingresos. ¿Por qué poner en riesgo su futuro previsional tocando los ahorros de su vejez?

Similar situación es la de la Ley de ascensos automáticos en el sector salud. Es decir, se premia a todos por igual y se acaba con la meritocracia. Ningún incentivo para que los profesionales brinden un mejor servicio al ciudadano, porque el ascenso y el aumento están garantizados. ¿Quién paga estas cuentas? O se quiebra el sector salud o la pagamos, otra vez, los ciudadanos.

Así, el Congreso sigue aprobando leyes muy atractivas desde un punto de vista popular, pero que al final del día generan costos que terminaremos pagando los ciudadanos. ¿Por qué, en lugar de ello, no se enfocan en una reforma del sistema previsional para hacerlo más eficiente, con cuentas personales independientes que garanticen una mejor pensión para los afiliados? ¿O en una modernización del Estado que reduzca los gastos corrientes del aparato burocrático? ¿O en una reforma integral del sector salud que se centre en el paciente? No será lo más popular, pero sí lo más responsable con el país y la ciudadanía.

#CongresistasEnCampañaPolítica

Cargar más artículos similares
Load More By Manuel Villalva
Load More In OPINIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira tambien

El Estado debe tomar medidas tributarias adicionales en el contexto del COVID-19

Nunca es fácil prepararse para una crisis. Los líderes empresariales diseñan planes de con…