Home OPINIÓN Blockchain, Agricultura Justa y Gobernabilidad en el Perú

Blockchain, Agricultura Justa y Gobernabilidad en el Perú

43 min read
0
0
129

En el año 2019[1] el Gobierno Peruano lanzó, junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), un startup de blockchain llamado Stamping.io, un sistema de contratación pública transparente a raíz de los casos de corrupción en la región, alrededor de la empresa Odebrecht, según lo informó Jimenes (2019) de la revista Cointelegraph.

En la mencionada revista, Supermercados Wong, -según declaraciones del gerente comercial de productos perecederos de la división de supermercados Cencosud Perú, Enrique Ameghino-, se podrá verificar la trazabilidad de la carne ofertada en sus tiendas, garantizando así el más alto estándar de calidad, con lo cual aspiran mejorar aún más, la relación que mantienen con sus clientes.

Como se puede apreciar, el blockchain pareciera ser la solución a todos los problemas de transparencia para la gobernabilidad de un país, y el beneficio de clientes cada vez más exigentes en sus requerimientos. Sin embargo, es preciso profundizar en el análisis de quiénes son los beneficiarios finales de este sistema de trazabilidad.

El presente artículo pretende analizar los efectos de la implementación del sistema Blockchain en beneficio de los agricultores en general, y cómo se podría beneficiar la gobernabilidad del Estado Peruano, entendiéndose ésta como una situación en la que concurren un conjunto de condiciones favorables para la acción de gobierno, conforme lo conceptualizó el periodista español Manuel Alcántara, 2010.

ANÁLISIS DE LA PROBLEMÁTICA  

  • Definición de Gobernabilidad

De acuerdo a la Organización de los Estados Americanos OEA, Gobernabilidad significa estabilidad institucional y política, y efectividad en la toma de decisiones y la administración. También considera que es la línea más corta entre el INPUT (Demanda) de la sociedad y el OUTPUT (Resultado) del Gobierno. En términos generales, es la capacidad para la continua adaptación entre la regla y el acto, entre la regulación y sus resultados, entre la oferta y la demanda de políticas públicas y servicios. La Gobernabilidad depende de la Gobernanza, del nivel de madurez en una sociedad organizada y su capacidad para asumir responsabilidades compartidas, en la implementación de decisiones y en el arte de gobernar correctamente.

De acuerdo a Muñoz I. (2015)[2] la gobernabilidad democrática requiere de acuerdos sociales y políticos para que sea sostenible, de esta manera los conflictos que son propios de toda sociedad, pueden procesarse dentro de reglas discutidas y aceptadas por la ciudadanía. El Estado es un actor estratégico en este proceso, lo mismo que las empresas y la sociedad civil.

La capacidad de poder llegar a acuerdos sobre aspectos fundamentales de la economía o de la política pública, genera gobernabilidad para la sociedad. Y por tanto, la capacidad de implementar dichos acuerdos es crucial para el fortalecimiento de las instituciones democráticas, el progreso social y económico, la convivencia pacífica entre las personas y los grupos en el país. Hacer viable esta capacidad es parte del papel profesional de la gestión pública.

  • Desarrollo de las agroexportaciones del Perú

En el Perú, la actividad agrícola en materia laboral, representa el 25 % de la Población Económicamente Activa (PEA), por lo que contribuyó en disminuir la pobreza rural del 81.3 % de los años noventa hasta el 38.3 % en el 2018, generando alrededor de 500 mil nuevos puestos de trabajo. Las agroexportaciones peruanas alcanzaron los US$ 7,462 millones al cierre del 2019: las exportaciones tradicionales sumaron US$ 774 millones, representando el 10% del total exportado, mientras que las no tradicionales conformaron el 90% restante, donde productos como uvas frescas, arándanos frescos, paltas frescas, espárragos frescos, mangos frescos, preparaciones para alimentación animal, bananas o plátanos tipo “Cavendish Valery” frescos, cacao crudo en grano y quinua, concentraron el 59% del total no tradicional. Mientras que las agroexportaciones en el año 2000 alcanzaron los 600 millones de dólares, en el año 2019 el ingreso per cápita de un trabajador de finca fue de alrededor de 5 mil dólares.

  • Problemática del agro peruano

De acuerdo al Ministerio de Agricultura y Riego MINAGRI (2020), la situación de pobreza de la mayor parte de los pequeños productores agropecuarios en el Perú se explica por las siguientes razones:

  1. Inadecuada utilización y degradación de los recursos naturales, que son la base productiva, debido al uso de sistemas productivos que generan desequilibrios negativos entre lo extraído y la regeneración de los recursos naturales.
  2. El fraccionamiento en pequeñas parcelas o fincas. El 85% de los agricultores tiene parcelas con menos de 10 hectáreas, predominando las unidades productivas con un área de 3 hectáreas. La poca existencia de asistencia técnica pública-privada no permite consolidar el conocimiento, hay que considerar que el crecimiento agrario exige el desarrollo de factores productivos. El financiamiento representa uno de los cuellos de botella del sector, problemas con la recuperación de los créditos no permite la viabilidad de largo plazo del sistema de crédito y la rentabilidad de la actividad.
  3. La falta de organizaciones dinámicas de los empresarios agrarios no permite la integración hacia adelante en las cadenas de valor, que representan una parte sustantiva de la rentabilidad económica y social; y un sistema de sanidad animal y vegetal poco desarrollado que representa una enorme incidencia socio-económica en la actividad agraria. La principal limitación para el acceso a los mercados externos está relacionada con problemas sanitarios.
    • Modelo del Blockchain

En medio de todos los avances tecnológicos que se vive en la actualidad, el Blockchain o cadena de bloques, según el Banco Mundial[3], tiene el poder de alterar los actuales modelos económicos (de acuerdo con los expertos, también podría ser muy útil como método para combatir la corrupción) y de los negocios, y convertirse en un activo particularmente valioso para las economías, y en particular para los consumidores (clientes). Los argumentos que presenta el blockchain son avances tecnológicos de la cuarta revolución industrial, según lo expuesto por Badoc I. (2018)[4] siendo estos:

  • Transparencia: dado que los datos transferidos son accesibles para todos, la tecnología ayuda a luchar contra la oscuridad de la cadena de suministro.
  • Transacciones rápidas y seguras: la información se trasfiere en cuestión de minutos. Una vez que los datos han sido validados como fiables, se duplican en varias redes para garantizar la seguridad.
  • Colaboración de los usuarios: fomenta la colaboración entre los diferentes eslabones de la cadena alimenticia. La información intercambiada es verificada por los usuarios del blockchain, y luego puede ser consultada por los productores y distribuidores de la industria alimentaria, e incluso por los consumidores.

El blockchain  tiene el poder de cambiar la cadena de valor de los alimentos, porque permitiría mejorar la trazabilidad de los mismos y transparentar la red de suministro, por ejemplo, dónde fue cultivado el producto; cómo fue cultivado; cómo fue procesado; y cómo llegó al punto de venta,  aumentando el valor del producto final por exhibir la trazabilidad y transparencia de la cadena de valor, información extremadamente útil para los consumidores actuales que se encuentran preocupados por la sostenibilidad de los productos, teniendo con esta tecnología acceso a la cadena de valor de los productos consumidos. La transparencia que proporciona el blockchain aumentará la confianza de los consumidores, los que tendrán la garantía de que las etiquetas son fiables y pueden adaptar sus hábitos de consumo en función de sus necesidades individuales: preferencia por el origen, técnicas de cultivo, etc.

  • Participación del agricultor peruano en el precio final del producto

En las cadenas de comercio convencional (modelo de manufactura), los más vulnerables son los agricultores primarios por ser el primer eslabón de la cadena, frente a ellos se encuentran grandes multinacionales que intervienen en el proceso final, los mismos que maximizan sus beneficios presionando hacia abajo los precios a los productores primarios. Por ejemplo, en Uganda los productores de café, según la revista Agriculturers (2018, ene 25)[5],  reciben solo el 6% del precio final; la primera parte del modelo manufacturero (la marca) recibe el 50% y los procesadores y distribuidores el otro 44%, por lo que en Uganda, en el país se queda el 11% del precio final, y el 89% lo obtienen las transnacionales.

Lazo J. (2018), en su artículo denominado Participación del Productor Agrícola Primario en la Cadena de Valor, analizó que, en el desarrollo y distribución de los ingresos en los productos agropecuarios a nivel mundial, entre los años 1930 y 2010, la participación de los agricultores primarios disminuyó de 48% en 1930 a 4.6% en el 2010 (Gráfico N° 1). La mayor parte de esta reducción fue absorbida por la industria y transformación, cuya participación aumentó de 40 a 72 % durante ese mismo periodo. Ello muestra que el sector servicios tiene la mayor incidencia en la formación de los precios finales.

Fuente: INTA, 2013. Elaborado según Casamiquela

En América Latina, de la cadena productiva comercial, según el INTA (Argentina), los productores primarios reciben entre el 15 y el 25% del valor final del producto puesto en la góndola de los supermercados. Bragachini, 2011 de la Universidad de Nebraska estima que estos porcentajes en el corto plazo disminuirán aún más.

En el Perú, como ejemplo dos casos: en la cadena de valor del cacao para el año 2016, el productor primario tuvo una participación de entre 2.5 y 4.6% (Gráfico N° 2) del precio final cuando vende cacao en semilla, y cuando lo procesa a chocolate puede llegar a un 55.6%. El problema con estos productos procesados, en la mayoría de los casos, es que no llegan a tener la calidad final que el consumidor requiere y por la que está dispuesto a pagar un mejor precio.

Fuente: Mercados Mayorista de Lima Metropolitana, 2016 – MINAGRI-DGESEP-DEA-Área de comercialización. Elaborado por J. Lazo Z.

En el caso de la palma aceitera, como se puede apreciar en el Gráfico Nº 3, el retorno para el productor primario ha sido alrededor del 4 % entre los años 2010 y 2014, tomando en cuenta el precio de venta de la manteca vegetal, uno de los productos de menor precio elaborados con aceite de palma. Como se puede ver, el porcentaje es muy parecido al establecido por el INTA en el año 2013, como promedio mundial de retorno.

Gráfico Nº 3. Porcentaje de retorno del productor primario de palma aceiteraFuente: MINAGRI – INDEXMUNDI, precios del productor primario y precio internacional; Precio de manteca vegetal, supermercados de Lima. Elaborado por J. Lazo Z.Modelo de Agronegocio en el mundo
  • Modelo de Agronegocio en el mundo

Los agronegocios vinculados a los cultivos agrícolas, son la tendencia mundial por implementar un modelo productivo tipo manufactura, es decir los grandes beneficios se obtienen en las fases de siembra (semillas) y en fase de proceso, transformación y distribución, pero no en la fase productiva que implica la emergencia, el crecimiento y la cosecha del cultivo (producción), por lo que cada vez es menos importante la propiedad del suelo, más si el control sobre el mismo, como se puede observar en la Figura N°1.

Figura Nª 1: Modelo de agronegocio propuesto por J. Lazo Z. 2020.

Cuando se implanta el modelo de Comercio Justo[6], se fomenta una mayor relación entre los productores y los consumidores responsables e informados. Por ejemplo, en la venta del café en Uganda, los productores primarios llegan a percibir el 15% del precio final, evitando migraciones en razón de tener mejores condiciones de vida. Esta es la parte que aún no ha sido comprendida por muchos de los actores que componen las diferentes cadenas de valor, si se continúa dejando al agricultor primario que asuma el mayor riesgo que se encuentra en la producción, y encima es el que menos recibe del precio final, ¿cómo se puede pensar en evitar migraciones y pobreza?

Acosta (2012), sostiene que a las grandes empresas no les interesa la propiedad, sino extraer la mayor cantidad de nutrientes del suelo en el menor tiempo posible, siendo lo más importante asegurar el suministro, vinculando por ello a los productores a la cadena alimentaria mundial. Los productores mantienen la propiedad, pero pierden el control de lo que producen por 25 o 30 años, tiempo que dura el ciclo productivo, por ejemplo, de la palma aceitera, venden su producto a la empresa procesadora, quien fija las condiciones de calidad de recepción y el precio de compra (contrato futuro).

  • Transformaciones de la cadena de valor de los productos agrícolas

En la cadena de valor de cualquier producto agrícola, tanto las transformaciones ocasionadas por la urbanización, y los cambios en las dietas, son cambios producidos por la demanda. La transformación del sistema alimentario se puede dar en las siguientes etapas: etapa final, donde sucede la venta al menudeo; etapa intermedia, en la que se dá la logística, la elaboración de productos y la venta al por mayor; y en la etapa inicial, donde se encuentran las variables agrícolas como la mano de obra, equipos, insumos y servicios, En su conjunto las tres etapas provocan la transformación del mercado y de los factores de intensificación de la tecnología agrícola.

Por otro lado, la tendencia mundial hacia el monocultivo está afectando directamente la biodiversidad de los ecosistemas por no permitir el equilibrio natural de los mismos, Neto (1986), debido a la desaparición de los mecanismos naturales de control de las nuevas especies. Es muy importante destacar que los cultivos en general tienen una vida útil de entre seis y quince años conforme a las investigaciones de Piña (2000), transcurridos esos periodos, las plagas y enfermedades se adaptan al cultivo, por lo que es necesario sustituirlo por otras variedades o cultivos. Los agricultores en general, independientemente de su tamaño, se obligan al uso de mayores cantidades de agrotóxicos, por lo que se termina contaminando el suelo, el agua y el aire, repercutiendo directamente en los ecosistemas, siendo más crítico en las regiones tropicales que en las regiones templadas.

  • Evolución y comportamiento del consumidor

Si se analiza la evolución de los consumidores, se puede afirmar que tiene tres etapas, conforme se muestra en la Figura N° 2:

  • Primera etapa, los consumidores aceptan los productos sin preguntar su procedencia y efectos que se causaron en su producción, proceso y distribución.
  • Segunda etapa, en la que la salud, los nuevos estilos de vida, hacen que los consumidores se preocupen de lo procedencia y estado nutricional de los productos que consumen. Es la era de los orgánicos y los nutracéutico Pero por lo analizado, los consumidores ya están por emigrar a una tercera etapa.
  • Tercera etapa, en la que los productos que se consumen no solamente tienen que ser saludables, sino que además tienen que ser producidos bajo métodos de sostenibilidad y comercio justo.
Figura N° 2: Modelo de poderes de consumo propuesto por J. Lazo Z.

LA ESCASA GOBERNABILIDAD EN EL AGRO PERUANO

Por lo analizado en el presente artículo, se pueden identificar cinco problemas fundamentales en la agricultura peruana:

  1. Las exportaciones no tradicionales, que representan el 90% del ingreso total por las agroexportaciones (US$ 7,462 millones al cierre del 2019) son producidas en aproximadamente en 200 mil hectáreas, de las 4.2 millones de hectáreas en producción.
  2. En el Perú, la escasa tecnología productiva agrícola utilizada en aproximadamente 4 millones de hectáreas, fomentan la degradación de los recursos naturales. Existen problemas financieros que no permite la viabilidad de largo plazo, falta de organización de los productores que no permite la integración hacia adelante, escasa asistencia técnica, pequeños predios de 3 hectáreas en promedio, y un sistema sanitario que no garantiza la integración al mercado, no permiten que los agricultores sean competitivos.
  3. En el Perú, en la cadena de valor del cacao y la palma aceitera para el año 2016 y 2018, tomados como ejemple en el presente artículo, el productor primario tuvo una participación de entre 2.5 y 4.6%, del precio que el consumidor paga por el producto. El promedio mundial de ingresos de los agricultores primarios, en el año 2010, fue de alrededor 4.6 % del precio final de venta del producto transformado
  4. En el modelo de los agronegocios tipo manufactura incorporado en el mundo, los grandes beneficios se obtienen en la fase de siembra (semillas) y en la fase de proceso, transformación y distribución, pero no en la fase productiva que implica la siembra, (emergencia), el crecimiento y la cosecha del cultivo.
  5. La transformación del sistema alimentario se puede dar en las tres etapas de la cadena de valor: etapa final, de venta al menudeo; etapa intermedia, de la logística, la elaboración de productos y la venta al por mayor; y en la etapa inicial, donde se encuentran las variables agrícolas. En conjunto, las tres etapas provocan la transformación del mercado y de los factores de intensificación de la tecnología agrícola.

En resumen, las agroexportaciones peruanas se producen en 200 mil hectáreas y los otros 4 millones presentan problemas de degradación del ecosistema, problemas financieros, falta de organización de los agricultores para integrarse al mercado y un sistema sanitario que no garantiza calidad en el mercado interno y externo. El agricultor primario peruano recibe en promedio entre 2.5.y 4.6 % de precio que paga el consumidor final. El modelo de agronegocio en el mundo no beneficia, en cuanto a ingresos, a la fase productiva.

PROPUESTA DE GOBERNABILIDAD PARA EL AGRO PERUANO

Considerando que los consumidores de hoy, en la selección de productos, no solamente están interesados en que los mismos sean saludables, sino que además tienen que ser producidos bajo métodos de sostenibilidad y comercio justo. El blockchain tiene el poder de cambiar la cadena de valor de los alimentos, porque permitiría mejorar la trazabilidad de los productos agrícolas, transparentar la red de suministro, y la colaboración de los usuarios, al fomentar el apoyo entre los diferentes eslabones de la cadena alimenticia.

El Blockchain, mediante el uso del QR, haría conocer a los consumidores si el producto adquirido fomenta o no el comercio justo, lo que permitiría controlar los excesos de los agronegocios basados en el modelo manufacturero, inversionistas preocupados exclusivamente en la rentabilidad, gobernanzas corruptas; además de aliviar la pobreza de los agricultores y sus relaciones con la insostenibilidad de los ecosistemas del mundo.

El Código QR (quick response code, por sus siglas en inglés), es un código bidimensional, donde la información se encuentra codificada dentro de una figura cuadrada. Por ejemplo, las cadenas Carrefour y Walmart, han puesto en marcha un proyecto que utiliza la tecnología blockchain, utilizando el código QR en las etiquetas, los clientes pueden acceder a toda la información de transparencia y trazabilidad desde sus smartphones. Con una sencilla aplicación móvil, los consumidores pueden consultar todos los detalles de estos productos.

CONCLUSIONES

Si se logra que el consumidor (cliente) seleccione sus compras, conociendo que los beneficios reales del productor primario son justas, se podrá establecer un nuevo poder para evitar la pobreza de los menos beneficiados hoy, y no pensando exclusivamente en el cliente, como lo hacen los supermercados en el Perú. Esto permitirá al Estado peruano establecer gobernabilidad al implementar una medida, en la que concurren condiciones favorables para la acción de gobierno en el progreso social y económico, y la convivencia pacífica entre las personas y los grupos en el país

El blockchain tiene el poder de cambiar la cadena de valor de los alimentos, porque permitiría, utilizando el código QR, informar a sus clientes de la transparencia y trazabilidad de los productos que están comprando. Con una sencilla aplicación móvil, los consumidores permitirían implantar el modelo de Agricultura Justa que fomenta una mayor relación entre los productores y los consumidores.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Armando García Chiang* 2011, vol. 7, núm. 1, pp. 105-140: El comercio justo puede ser definido como un tipo de asociación que busca un desarrollo durable para los productores excluidos o con grandes desventajas, objetivo que pretende alcanzar a través de proponer mejores condiciones comerciales a los productores y de otorgar orientación a los consumidores. Esto ha evidenciado diferentes concepciones y estrategias para su avance y despertados interrogantes sobre el impacto de sus prácticas y su capacidad para representar una alternativa real de desarrollo local sustentable y equitativo.
  2. Banco Mundial, publicado el 24 de enero del 2019. http://www.bancomundial.org/es/news/feature/2019/01/24/blockchain-como-asegurarse-que-cada-dolar-llegue-a-quien-lo-necesita?cid=ECR_E_NewsletterWeekly_ES_EXT&deliveryName=DM8537
  3. Banco Mundial, publicado el 24 de enero del 2019. http://www.bancomundial.org/es/news/feature/2019/01/24/blockchain-como-asegurarse-que-cada-dolar-llegue-a-quien-lo-necesita?cid=ECR_E_NewsletterWeekly_ES_EXT&deliveryName=DM8537
  4. http://agriculturers.com/como-se-produce-cafe-justo-en-uganda/
  5. http://agriculturers.com/como-se-produce-cafe-justo-en-uganda/
  6. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria https://inta.gob.ar/
  7. ISABELLE BADOC, 22 MAR 2018 8:00 AM. Grupo Gererix. https://www.generixgroup.com/es/blog/blockchain-industria-alimentaria
  8. Muñoz Portugal, Ismael, XX Congreso Internacional del CLAD sobre la Reforma del Estado y de la Administración Pública, Lima, Perú, 10- 13 nov. 2015 Gobernabilidad, formación y gestión pública: el caso del Perú y la contribución del programa de gobernabilidad, gerencia política y gestión pública. http://www2.congreso.gob.pe/sicr/cendocbib/con4_uibd.nsf/303E61228E60A6AF05257FA7007B1EC9/$FILE/munport.pdf
  9. Promperú – Lima, 8 de mayo 2013 WFTO – PERÚ: El Comercio Justo es un sistema comercial basada en el diálogo, la transparencia y el respeto, busca una mayor equidad en el comercio internacional. Contribuye al desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones comerciales y asegurando los derechos de los pequeños productores.
  10. Propuesta de gobernabilidad para el agro peruano
  11. SPDE, Sociedad Peruana de Ecodesarrollo, 2018. En su publicación denominada Análisis Situacional de los principales commodities peruanos con riesgo de deforestación.

[1] https://es.cointelegraph.com/news/peru-implements-blockchain-technology-for-traceability-of-meat-products

[2] Muñoz Portugal, Ismael, XX Congreso Internacional del CLAD sobre la Reforma del Estado y de la Administración Pública, Lima, Perú, 10- 13 nov. 2015 Gobernabilidad, formación y gestión pública: el caso del Perú y la contribución del programa de gobernabilidad, gerencia política y gestión pública. http://www2.congreso.gob.pe/sicr/cendocbib/con4_uibd.nsf/303E61228E60A6AF05257FA7007B1EC9/$FILE/munport.pdf

[3] Banco Mundial, publicado el 24 de enero del 2019. http://www.bancomundial.org/es/news/feature/2019/01/24/blockchain-como-asegurarse-que-cada-dolar-llegue-a-quien-lo-necesita?cid=ECR_E_NewsletterWeekly_ES_EXT&deliveryName=DM8537

[4] ISABELLE BADOC, 22 MAR 2018 8:00 AM. Grupo Gererix.   https://www.generixgroup.com/es/blog/blockchain-industria-alimentaria

[5] http://agriculturers.com/como-se-produce-cafe-justo-en-uganda/

[6] Promperú – Lima, 8 de mayo 2013 WFTO – PERÚ: El Comercio Justo es un sistema comercial basada en el diálogo, la transparencia y el respeto, busca una mayor equidad en el comercio internacional. Contribuye al desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones comerciales y asegurando los derechos de los pequeños productores.

El comercio justo: ¿una alternativa de desarrollo local? Armando García Chiang* 2011, vol. 7, núm. 1, pp. 105-140: El comercio justo puede ser definido como un tipo de asociación que busca un desarrollo durable para los productores excluidos o con grandes desventajas, objetivo que pretende alcanzar a través de proponer mejores condiciones comerciales a los productores y de otorgar orientación a los consumidores. Esto ha evidenciado diferentes concepciones y estrategias para su avance y despertados interrogantes sobre el impacto de sus prácticas y su capacidad para representar una alternativa real de desarrollo local sustentable y equitativo.

Cargar más artículos similares
Load More By Jorge Lazo Zúñiga
Load More In OPINIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *