Home OPINIÓN Perú: incertidumbre económica, política y social

Perú: incertidumbre económica, política y social

4 min read
0
0
119

Actual coyuntura de inestabilidad política, de ataque a las ya débiles instituciones, de escándalos de corrupción, de intereses particulares, sumada a la peor crisis económica de nuestra historia y la crisis sanitaria, solo tienen un gran perdedor: el ciudadano. Un ciudadano que lucha cada día por salir adelante, preocupado por generar ingresos suficientes para cubrir sus necesidades básicas, por llegar a fin de mes, por reconstruir su emprendimiento golpeado por la crisis, por hacer crecer su negocio a pesar de los obstáculos, por invertir sin que le cambien las reglas de juego, por recuperar su empleo, por contar con recursos para pagar la planilla, por la inseguridad y la delincuencia, por acceder a una atención hospitalaria digna, por darle a sus hijos educación de calidad, por una mejor conectividad. Un ciudadano que ha avanzado, incluso, muchas veces solo, a pesar de las trabas que le pone el Estado.

Para mejorar la calidad de vida del ciudadano, debemos recuperar la senda del crecimiento económico, lo que nos permitirá reducir la pobreza. Para ello se requiere estabilidad y reglas de juegos claras que permitan impulsar la inversión privada, que es la generadora de empleos formales, un mayor acceso a mercados para nuestras exportaciones, libertad de mercado, libertad de competencia y libertad para emprender. No podemos permitir que ningún político con intereses particulares pretenda tocar esas libertades.

Además, se requiere un Estado que haga un uso eficiente de los recursos generados por los impuestos que pagamos ciudadanos y empresas, para proveer servicios de salud, educación, seguridad, justicia e infraestructura de calidad a los peruanos. Por ello, debemos exigirle que sea más ágil, con menos burocracia, más eficiente y que, sobre todo, ponga al ciudadano en primer lugar.

La indignación que hoy sienten muchos peruanos por la corrupción, los intereses políticos y particulares, y la crisis económica y sanitaria debe traducirse en lo más importante: un voto responsable.

El Perú es un país grande, con gente trabajadora y luchadora. Saldremos adelante y superaremos esta incertidumbre económica, política y social. Vivimos en un país con libertades que debemos defender. Marchar y protestar son parte de esas libertades, pero de ninguna manera debemos permitir la violencia.

Cargar más artículos similares
Load More By Manuel Villalva
Load More In OPINIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira tambien

Ante propuesta del Legislativo el mercado de servicios de salud se desestabilizaría

Comisión permanente del Congreso de la República, recientemente se aprobó el Proyecto de L…